Mujeres que ascienden: Los desafíos de la imagen del nuevo cargo


Se enfrentan a un nuevo cargo profesional, un ascenso que hace honor a su enfoque y trabajo arduo por sus metas. Más responsabilidades, más autoridad y poder, pero también más ojos sobre ellas y su imagen personal.



Son ahora líderes en sus áreas. No basta con la presión que cualquier nuevo cargo implica - el de demostrar que están a la altura - sino también el pasar a ser referentes, a marcar pauta y trazar un camino que en algunos casos ha sido usualmente de hombres y que en ellas existe la carga extra implícita de una imagen personal en su máximo.


Justamente este ha sido un tema recurrente en mis últimas sesiones con clientas. Se encuentran en esta situación y surge el pánico, las dudas de sí mismas, las inseguridades físicas a flor de piel... aun cuando sean excelentes en sus áreas.


¿Te resuena?


Si te sientes identificada pues esta columna es para ti.

Para que comiences con seguridad y determinación esta nueva etapa, para que mis consejos sobre imagen personal te ayuden a reforzar tu confianza y puedas enfocarte y dedicarte a tu trabajo, a lo que demostraste eres buena - por algo estás ahí - sin tener que estar pendiente o insegura por cómo te ves.


Está demostrado que si una persona se siente bien con su imagen, su seguridad, actitud y energía cambia completamente. Incluso, esto se ve reflejado en el lenguaje corporal (sostener la mirada, el volumen de la voz, gesticular sin miedo a "tomar espacio", la sonrisa, la postura corporal, etc) tan importante pues habla más de nosotr@s de lo que creemos.


Ya tienes todo lo que necesitas para estar donde estás, que nada se interponga en tu camino, menos un "no tengo que ponerme" o "ni idea cómo vestirme ahora".

Un cargo de liderazgo implica autoridad y este poder es reciente para nuestro género, la historia muestra que por siglos se nos ha privado de estas esferas. Hoy todos estamos aprendiendo, cambiando, abriendo mentes y abriendo paso para futuras generaciones.


Puede ser difícil como mujer imponerse, "estar al mando", en especial si eres joven o tienes un carácter suave. Lamentablemente son factores que hoy aún juegan en contra a la hora de generar esa aura de liderazgo y sin quererlo te sientes en la posición de demostrar y justificar el por qué estás donde estás.


Por esta razón en esta columna te entrego mis mejores consejos a la hora de vestir para proyectar profesionalismo, seguridad y liderazgo. Que tu look laboral sea una herramienta a favor y no en contra.

El Color


Genera sensaciones y respuestas a nivel inconsciente en el/la que lo usa y en el resto.


La Forma


Hay formas que transmiten mayor poder y autoridad, son las que tienen volúmenes imponentes y líneas con carácter.


El dúo Forma & Color es una arma poderosa en tu armario. La clave es combinar asertivamente ambos según tus objetivos.


Blazer Negro

Su formalidad es perfecta para darle un toque laboral a tu outfit. El negro es un tono elegante, distante y fuerte. Si buscas cercanía con el equipo, combínalo con un top blanco u otro tono luminoso (celeste, rosa, verde). Una mezcla más agresiva y fuerte es negro + rojo, ideal para situaciones donde necesitas un look imponente, de alto impacto y sin disculpas.

El blazer negro además de ser un básico es muy versátil y sentador. Presta atención al largo, para las de caderas anchas, ideal bajo la cadera o arriba de esta (cadera alta). Es decir, evita corte justo en la parte más ancha de la cadera.




Blazer Azul

(azul marino, azul rey, azul de medianoche, azul medio, azul de Persia, azul de Prusia, azul acero)


Una versión más suave que la anterior. Este color transmite estabilidad y seguridad. La chaqueta es un básico en tu armario laboral, ya sea lo uses con jeans, falda o pantalón (en su versión más formal). Su forma estructurada nos impregna de autoridad y profesionalismo. Ideal con hombreras y corte al sesgo (cintura marcada), esto lo puedes identificar en las costuras: cuando levantas la prenda la cintura ya esta dibujada.

Si tienes hombros anchos o caderas angostas prefiere el de cuello Mao.




Algo Verde

(verde esmeralda, verde oliva, verde esperanza, verde pino, verde jade, verde inglés)


Puede ser un vestido, una blusa o pantalón, este color es perfecto para situaciones donde necesites un puente de comunicación para un buen comienzo. En tonos más oscuros proyecta refinamiento y prosperidad, en tonos más vibrantes es refrescante y transmite tranquilidad.


Si quieres saber el tono de verde ideal para ti según tu colorido puedes tomar el Diagnóstico de Imagen




LBD

El famoso Little Black Dress. El vestido negro es un must, pero en pandemia con trabajo desde casa ideal en una versión más relajada a lo loungewear , de materialidad menos rígida y caída más libre. Para dar el toque más formal combínalo con un pañuelo de un color vibrante o aros grandes y coloridos, esta mezcla no falla. Y en su versión fuera del trabajo con chaqueta de jeans & zapatillas.




Flats formales

Los tacos como sinónimo de calzado laboral es una idea arcaica. Hoy en día puedes proyectar profesionalismo con unas cómodas ballerinas, flats o mules ¿la clave? que tengan un diseño con carácter & elegante (animal print, con hebillas, de gamuza, charol, etc). Si te gustan los tacos adelante! estos siempre son sentadores, pero recuerda que también es posible transmitir formalidad en cota cero.




Rayas

Atemporales, sofisticadas. Si son verticales estilizan, si son horizontales aumentan volumen. Tú decides qué zona resaltar con ellas. En Black & White es una combinación poderosa, de mucho carácter y siempre acertada. Un estampado clásico que dependiendo del grosor de la raya puede ser también osado y con personalidad.




Camisa Blanca

El eterno comodín que nos salva de apuros. Es atemporal, clásica y en color blanco transmite pulcritud, precisión, preocupación por los detalles y luminosidad.


Es importante tengas presente que al usar blanco este debe estar impecable.

De cuello y solapas anchas produce el efecto de poder y jerarquía. Es clave sea una camisa estructurada, si es muy suelta o larga puede parecer una camisa playera y no es el objetivo, aquí buscamos el efecto "girlboss" (mujer al mando).


Hay tonos de blanco que te sientan mejor según tu colorido (colorimetría), para las de piel cálida ideal un blanco en tono hueso o natural (más amarillento) para las de piel fría un blanco puro impoluto.


La mezcla de camisa blanca + pantalón de tiro alto es estructurada e imponente.

Combínala también con una falda. Si es falda midi o lápiz es un look formal y de mando, si es en A (que se abre al bies) acentúa tu cintura, gracias a su volumen genera el efecto silueta reloj de arena.




Trench

Bendito trench, te da el toque casual chic para cualquier situación. Cameleónico y fácil de combinar: con jeans + camisa, con vestido, con top + falda, con pantalón + blusa. No puedes equivocarte con un trench. Las francesas, reconocidas por su sentido del estilo, lo usan en variadas combinaciones y son la prueba fehaciente de esta premisa (très chic). En su versión caqui, la original.




Pañuelos

Qué accesorio más noble. No pasa de moda, puedes heredarlo de tu abuela, madre, padre, comprarlo de segunda mano o de primera y tampoco significa una gran inversión. Es color y estilo enmarcando tu rostro instantáneamente. Ten al menos 3. Si eres de cuello corto, úsalos abiertos.

Incluso usando una polera blanca de algodón, basta agregarle un pañuelo y combinarlo con un blazer y tienes un outfit digno de reunión zoom con junta directiva.



Tip!

Es importante preparar el look que usarás tu primer día con anterioridad, la misma mañana puede convertirse en un momento muy frustrante. Date tiempo para elegirlo y así sentirte segura y linda.


Ahora, Like a Boss: 'Con todo si no pa' qué'.



Si quieres una guía más completa para potenciar tu imagen personal revisa las modalidades disponibles de Asesoría de Imagen para este año.









-Imágenes cortesía de Pinterest, Style Du Monde y Google.


colibri png.png