El Abrigo Ideal


Es tiempo de abrigos.

El otoño se abrió paso con fuerza y el clima pide a gritos un buen abrigo para pasar con gracia los días de frío.

Los 3 intransables en un buen abrigo: color, corte y material.

¿Cómo elegir el abrigo ideal que sea de buena calidad, favorezca mi silueta y su color sea un aporte a mi armario?

Acá algunos útiles consejos.

EL COLOR

Un buen abrigo es parte de los básicos que deben estar en un armario. Por excelencia el color es en negro, el clásico: atemporal y va con todo. Pero si ya tienes el tuyo en negro o quieres salir un poco de este tono más sombrío, es el momento de incluir en tu armario nuevos colores.

Lo importante es que tengas en cuenta tu tono de piel para elegir el color adecuado.

Los camel y beiges: Ideales para pieles cálidas (morenas, bronceadas, doradas, mate), van con casi todo y tienen la liviandad de los tonos más claros, perfectos para tenidas de día. Si quieres un abrigo alegre que salga de los tonos “seguros”, opta por uno en rojo, verde musgo o mostaza.

Los grises (desde el gris perla hasta el marengo): Ideales para pieles frías (blancas, beige claro, rosa, oliva). Un color vibrante y diferente: fucsia, rojo italiano, violeta, azul eléctrico. Estos tonos más osados puedes combinarlos en tu outfit con neutros como gris, blanco, negro o azul.

Hay colores que van bien con todos los tonos de piel como es el caso del navy, un nuevo clásico que logra ser igual de versátil que el negro pero sin la misma dureza. Otro color que también funciona muy bien con los distintos tonos de piel es el marsala o burdeo.

EL CORTE

Es clave sea un corte que te favorezca. El que le va a todos los tipos de cuerpo es el clásico de hombrera reforzada, entallado con cinto que cruza la cintura y que luego se abre en la cadera al bies (tipo trench).

Para las de hombros anchos eviten las solapas anchas y cuellos rígidos.

Las bajitas eviten los abrigos oversized ya que achatan más.

Para las más rellenitas es muy importante que su abrigo tenga estructura, alerta roja a telas “floppy”, sin forma. Les favorecen cortes que les armen la figura y para eso se necesitan líneas bien definidas y al cuerpo, que se entallen en la cintura, evitar los de cintura recta o muy anchos.

CALIDAD

Dice mucho de un abrigo sus terminaciones. Presta atención a los botones, las costuras, el forraje. Además por supuesto de la tela en sí, si hace pelotas o se siente resistente y de buena calidad, como es el caso del vellour italiano o paño naval.

Éxito en la búsqueda de tu abrigo ideal.

-Imágenes cortesía de Pinterest y Google.

colibri png.png
Buscar por tags