Frío AM calor PM, Cómo vestir con este clima cambiante

Una de las cosas que aprendí en mis años por Estocolmo es vestir para el frío Y calor en un mismo día. En los países escandinavos hace un frío tremendo por buena parte del año, pero ese frío es afuera, adentro siempre está temperado TODO: restaurantes, museos, cafés, tiendas, oficinas, etc. Realmente creo que he sentido más frío en Chile, donde no hay "cultura de frío” ni de cómo mantener el calor en los espacios ni al vestir, pero sin embargo pueden llegar a a haber temperaturas dignas de hemisferio norte.


Esto se ha exacerbado debido al cambio climático, donde las oscilaciones extremas de temperatura en un mismo día, especialmente en las estaciones de transición, son cada vez más comunes.

Vestirse para esto puede volverse un desafío, por eso aquí encontrarás las claves para que no lo sea.


Aquí un desglose práctico y certero para armar tu look para mañanas frías y tardes calurosas.

¿Sabías perdemos calor por la la cabeza, manos y pies? (donde hay Keratina: pelo & uñas) y esas zonas deben mantenerse abrigadas para no resfriarse cuando hace frío y por el contrario si hace calor son las primeras a despejar. Entonces:

¿Complementos? Si! Bufanda o pañuelo, gorro (incluso guantes si es extremo el frío). No pesan nada y abrigan montón. Por lo demás son compactables en la cartera o mochila, y si es un día que no vuelves a casa y sigues para la noche a un bar con terraza, agradecerás volver a tener estas piezas de abrigo porque en la noche, sorpresa! nuevamente bajan las temperaturas.


Anteojos? por supuesto, para días soleados son un must.


Calcetines de lana fina: No es necesario ponerse una polaina gruesa chilota, si inviertes en calcetines de lana fina (idealmente merino, mohair, alpaca o cashmere) vas a disfrutar de una lana delgada y fina con todos sus beneficios. Pueden ser un mix con algodón pero al menos que tenga 50% de lana. Y en climas calurosos, la lana absorbe la transpiración del cuerpo y la libera al exterior, manteniendo de esa manera la piel libre de transpiración. Incluso también puedes tener contigo calcetines cortos o invisibles para cambiarte en el día si el calor es extremo.


Zapatillas! con unos buenos calcetines hacen dupla para el frío y si luego hace calor, agradeces tener zapatillas y no botines o bototos. Color: blancas por excelencia! o negras.




Para las partes de arriba: poleras, blusas o camisas vamos por algodón, viscosa o seda que son materiales que no abrigan. Cuando el día se tempere podemos ir removiendo capas, cual cebolla y llegar a ese bendita polera o blusa perfecta para combatir ese sol repentino de verano.

Un buen abrigo: ondero, largo, de paño. Llegada dramática para luego desvestirse y bam! Look invernal fuera.

Esto lo vi muchísimo en Escandinavia, en hombres & mujeres: abrigos lindos y de la mejor calidad que luego se sacaban y no habían tantas capas por debajo, directamente el outfit de oficina o para salir. Tanto más fácil.




Chaleco sin mangas: una super opción y muy en tendencia por lo demás. Genera calor pero al no tener mangas permite transpirar y acomodarse a un clima más caluroso. Ideal para estaciones de transición. Puede ser de lana fina y liviana, así no genera volumen.



La versión parka sin mangas también es excelente opción, idealmente de pluma, es ligera y calentita. Hay unas más onderas negras tipo de cuerina, también las hay outdoor o más sobrias para la oficina. Ahí depende tu estilo.




Finalmente se trata de capas, lo que nos da ese margen de juego según vaya subiendo o bajando la Tº durante el día.

Si quieres saber más sobre cómo vestir con capas puedes revisar mi última publicación en IG.

Y si aun no me sigues, ya es hora! te estás perdiendo de consejos útiles e inspiración aquí.


Vamos por una transición al verano más amena y mañanas donde vestirse no sea un problema.



gif



>>> Imágenes cortesía Pinterest


colibri png.png
Buscar por tags
  • Facebook Basic Square
  • Instagram Social Icon