Cambio De Temporada, en qué prendas debes invertir

El otoño está a la vuelta de la esquina, aunque no lo parezca aún por los intensos calores, el clima más templado es inminente.

Las mujeres sabemos que esto implica un cambio en nuestro armario. Es hora de sacar esa ropa guardada bajo la etiqueta de “ropa de invierno”. A veces eso no es suficiente, hay casos en que es recomendable invertir en prendas nuevas, ya sea porque están muy desgastadas por su uso, su diseño está muy desactualizado, cambiaste de talla o porque simplemente quieres renovar y refrescar tu armario.

Aquí la guía para saber cuáles son las prendas que vale la pena invertir y que son un must en tu armario otoñal. Un imperdible!

ABRIGO Un infaltable en un armario de temporada fría. Si el tuyo ya tiene muchos inviernos y se le nota, es una excelente inversión adquirir uno nuevo. Idealmente de excelente calidad, a la larga envejecen mejor y por supuesto duran más. Por excelencia en color negro, aunque en tono camel también es una apuesta ganadora. Un tono que viene fuerte esta temporada es el café chocolate, regresa en gloria y majestad con esos aires de los 90’s cuando incluso la boca se pintaba de ese color. Este tono es ideal para un abrigo; muy práctico ya que al ser oscuro no evidencia manchas como los tonos claros y a la vez estiliza. Da un look menos duro que el negro.

Afirman por ahí que para este año “brown is the new black”.

BOTAS

Infinitos diseños y estilos. Clásicas, vaqueras, elegantes, urban wear, tú eliges.

No se puede negar que las botas son tremendamente prácticas, perfectas para casi todas las estaciones del año (exceptuando verano) por lo que se usan bastante. Son versátiles, cómodas y abrigadas, ¿qué mejor?

Es importante al invertir en botas prestar atención a su materialidad, terminaciones y forrería. Idealmente de cuero por dentro y fuera, por supuesto por dentro puede tener además un forro de algún material más abrigado, aunque algunas veces no es necesario.

TOPS DE TERCIOPELO

Una textura perfecta para épocas en que bajan las temperaturas y más aún si es manga larga. Tiene el plus que al ser más grueso contiene pero no marca las imperfecciones, por lo que es muy sentador. Además de que se corona como tendencia esta temporada, específicamente en tops (partes de arriba) y vestidos, esta textura tiene la versatilidad de que si se combina con unos jeans y zapatillas o botas bajas se ve casual y estiloso, y a la vez si se combina con un par de tacos puede ser tan elegante como una prenda de encaje.

FOULARD

Un accesorio ideal para esta estación, nunca se pueden tener suficientes. Animan cualquier tenida simple y además abrigan de una forma liviana. Si son de tu paleta de colores, es decir que el color te sienta, al estar cerca del rostro hacen un efecto favorecedor instantáneo. La materialidad es muy importante ya que envuelven una zona sensible como el cuello, así que evita comprar los de texturas que pican o molestan. Prefiere los de alpaca, lana merino o seda y en formato oversized, para protegerte del frío con estilo!

CARDIGAN

Este tipo de chaleco es abierto, preciso para esta época en que un sweater cerrado o muy grueso es simplemente demasiado caluroso y engorroso de sacar sin desarmar todo el look.

El cardigan tiene esa sutil dignidad de poder sacarse sin quedar totalmente despeinada o de polera arriba. Uf!

Juega en equipo además, ya que al ser abierto acompaña y complementa el outfit, como en el caso de una blusa bonita o un escote sentador. Definitivamente es un punto a su favor que no tome todo el protagonismo.

PANTALON

El jeans es un infaltable claro que sí, pero en épocas más templadas es bueno alternar con pantalones de tejidos más flexibles y/o abrigados que el denim. El cotelé o corderoy por ejemplo es perfecto para tu outfit otoñal.

¿Lista para el otoño?

-Imágenes cortesía de Pinterest y Google.

colibri png.png